Se presentaron los resultados de Give & Gain

Give & Gain Day 2016, la celebración del poder del voluntariado corporativo en todo el mundo que se llevó adelante en Argentina gracias a la alianza entre Fundación Compromiso y CEADS, tuvo su cierre en el Centro de Innovación Social de la Universidad de San Andrés. Acá se pueden ver imágenes del encuentro de cierre.

Luego de las palabras de bienvenida de Gustavo Averbuj –Vicepresidente de Fundación Compromiso- y Sebastián Bigorito –Director Ejecutivo de CEADS-, se presentaron los resultados, que en el país superaron ampliamente las ediciones anteriores. 1033 voluntarios de 25 empresas en alianza con 63 organizaciones se sumaron a la iniciativa este año en siete provincias del país más la Ciudad de Buenos Aires, llegando a 6076 beneficiarios directos. Esto representa un total de 4356 horas de voluntariado cedidas. De las 72 actividades realizadas, la mayoría se concentró en la colaboración en acciones vinculadas a la seguridad alimentaria, la transferencia de capacidades a jóvenes en relación a la educación y la empleabilidad, y el fortalecimiento de organizaciones de la sociedad civil.

Entre los resultados de las encuestas realizadas a voluntarios, se destacó que el 100% quedó satisfecho o muy satisfecho con la actividad, el 80% consideró que las habilidades y conocimientos desarrollados por la actividad le servirán para su actual desempeño en el trabajo, y el 100% recomendaría a sus compañeros participar en este tipo de acciones. Para el 48%, Give & Gain fue su primer acercamiento a un voluntariado. Entre las barreras para el involucramiento en actividades de voluntariado corporativo se destacó la falta de tiempo (52%) y la carga de trabajo (30%), dos variables que las empresas pueden gestionar para fomentar la participación.

A continuación, Mariana Lomé (UdeSA) y Luis Karpf realizaron una exposición dialogada sobre la cultura colaborativa del voluntariado corporativo, en la que destacaron los atributos con los que debe contar un programa de voluntariado. Para finalizar, empresas, organizaciones, aliados institucionales y voluntarios fueron reconocidos por su participación con la entrega de certificados, y todos fueron invitados a sumarse a Give & Gain Day 2017.

Se sumaron a Give & Gain 2016:

Empresas patrocinadoras: Cablevisión, Grupo Telecom, Metrogas, Securitas Argentina y Petrobras.

Empresas con actividades “a tu medida” (diseñadas especialmente para ellas): Ángel Estrada, DOW y Grupo Newsan

Empresas y organizaciones “a tu manera” (diseñadas por ellas mismas): Ángel Estrada, AIESEC, Banco Galicia, Banco Hipotecario, Banco Patagonia, Carrefour, Consejo Profesional de RRPP, Deloitte, Dow, Eset, Ernst & Young, HSBC, Mercedes Benz Argentina, Molinos Río de la Plata, Monsanto,  Oca, Petrobras, Scienza, SC Johnson, Universidad Siglo 21 y Telecom.

Anuncios

Con la participación de más de 800 voluntarios, concluyó #GiveandGain

Se sumaron 66 Empresas y organizaciones sociales. El 3 de junio se realizará el desayuno de cierre donde se presentarán los resultados finales.

Esta semana concluyó la mayor movilización de voluntarios corporativos a nivel internacional. De la mano de Fundación Compromiso y CEADS, Argentina se sumó por 4to año consecutivo a esta celebración del poder transformador del voluntariado en el mundo.

Se estima que más de 800 voluntarios llevaron adelante actividades en el marco de Give & Gain, aunque los resultados exactos se están procesando ya que se presentarán el 3 de junio, frente a todas las empresas y organizaciones participantes, junto al Centro de Innovación Social de la UdeSA –socio académico de Give & Gain-. El desayuno de cierre “Voluntariado corporativo: hacia una cultura de la colaboración” contará con la participación de Luis Karpf y Mariana Lomé.

Compartimos un resumen de las últimas actividades que se llevaron adelante:

El sábado y domingo los voluntarios de Banco Patagonia participaron de dos jornadas de construcción, integración y trabajo en equipo junto a TECHO en Florencio Varela.

El lunes los voluntarios de Cablevisión, empresa patrocinadora de #GiveandGain, realizaron una actividad en alianza con Fundación Chacras. Ésta consistió en el cableado del centro cultural del Hospital Borda, de modo de proveer a esta institución de conectividad e Internet.

Por último, el martes tuvo lugar la Maratón Solidaria que el Consejo de Relaciones Públicas realiza todos los años en el marco de #GiveandGain. 16 organizaciones sociales fueron asesoradas.

Primer día de #GiveandGain

Con 62 empresas y organizaciones y más de 70 actividades en todo el país, comenzó el #GiveandGain. El primer día fue todo un éxito! Resumimos las actividades y repercusiones:

  • HSBC armó una ludoteca con Fundación Manos en Acción.
  • En Telecom los voluntarios de Rosario brindaron el curso “Las ventajas de permanecer en la escuela” junto a Junior Achievement.
  • ESET realizó una jornada de clasificación de alimentos junto al Banco de Alimentos. Entre sus voluntarios se sumaron no sólo sus propios empleados sino también su cadena de valor.
  • En Monsanto 20 voluntarios pintaron el Instituto de Formación Profesional de Rojas y en la Plaza de Seguridad vial.
  • En la Universidad Siglo XXI llevaron adelante diferentes actividades con estudiantes: “Libros para Sentir” junto a la carrera de Diseño Gráfico y la Fundación ICTUS, en la que los alumnos diseñaron libros-objeto para ser utilizados en las salas de internación de Pediatría,  de dos hospitales de la ciudad de Córdoba Capital; “Creando- CREO” junto a la carrera de Diseño Gráfico y la fundación ALT23, que consistió en el diseño de libros álbum para ser utilizados en los espacios de “biblioteca ambulante” en barrios vulnerados de la ciudad de Córdoba; y “Plan de Mejora”, en el que alumnos de la materia Administración diseñaron un plan de mejora para el área de Economía Social de la Mutual Carlos Mugica y RED ECOS.

Ya contamos con algunas repercusiones de estas actividades!

monsanto2
Voluntarios de Monsanto en acción

usxxi

Estudiantes y docentes voluntarios de la Universidad Siglo XXI

eset3
Jornada de clasificación de alimentos en el Banco de Alimentos por parte de ESET

Las etapas de un Programa de voluntariado corporativo estratégico

Fuente: Manual de Voluntariado Corporativo de Fundación Compromiso

Un programa de voluntariado corporativo (PVC) contempla un ciclo de etapas a través del cual se pone en marcha la interacción de la empresa, los voluntarios y las organizaciones sociales. Este ciclo culmina en la evaluación de los resultados alcanzados, que son a su vez, los insumos indispensables para rediseñar y planificar nuevas metas y objetivos en un nuevo plazo de tiempo.

En la etapa del diseño se desarrollan los pilares y las reglas de juego del PVC a medida de cada empresa. Para ello, el Coordinador de Proyecto debe realizar un relevamiento de la información crítica que opera como insumo de este proceso. Esta búsqueda de información tiene como objetivo involucrar a otros actores en la definición del Programa, como por ejemplo, directivos, empleados, referentes claves y la misma comunidad. Asimismo, desde un punto de vista cuantitativo se propone un relevamiento de los principales datos del contexto de los territorios o las temáticas en los que se trabajará.

Las herramientas sugeridas para esta etapa son:

  • Encuesta sobre iniciativas y expectativas sociales de los voluntarios (encuesta a empleados)
  • Entrevista en profundidad a los actores claves de la empresa ◊ Relevamiento de contexto y exploración del territorio.
  • Relevamiento de información actualizada sobre los temas seleccionados
  • Relevamiento de desempeño comparativo (benchmarking) de otras empresas en el tema / territorio.
  • Guía para el relevamiento de organizaciones sociales.

Una vez finalizada la etapa de relevamiento se desarrolla una planificación junto al Comité Estratégico que tiene como resultado:

  • el diseño de una política de voluntariado,
  • la estrategia de comunicación y
  • la planificación operativa.

La capacitación a los voluntarios corporativos debe ser planificada durante la etapa de diseño y se implementará en la etapa de capacitación. Para la capacitación a los voluntarios se recomienda una estructuración simple en torno a cinco ejes:

  • Módulo de capacitación inicial.
  • Capacitación y motivación durante la ejecución.
  • Capacitación específica en proyectos sociales.
  • Capacitación específica en RSE.
  • Capacitaciones temáticas/sectoriales.

También se realizará una capacitación a las organizaciones sociales que tendrá un diseño adaptado al tipo de programa a llevar adelante.

En la etapa de gestión y ejecución, el desarrollo del PVC es supervisado y monitoreado por el Coordinador de Proyecto a través de reuniones con los voluntarios, con las organizaciones sociales y con la población destinataria del proyecto, de modo integrado (juntos) o por separado, según sea más conveniente, buscando no alterar la cotidianeidad del proyecto durante su ejecución.

Por último, en todo proyecto la etapa de evaluación tiene una gran importancia porque:

  • mide los resultados obtenidos.
  • permite recuperar resultados no esperados.
  • acrecienta en todos la confianza en la propia capacidad de organizarse.
  • favorece la buena disposición para participar de otros proyectos.
  • es una instancia de capacitación para todos los que participan de la misma.
  • producen recomendaciones que orientan a acciones futuras.

Give & Gain ya cuenta con las primeras empresas patrocinadoras

Cablevisión, Metrogas, Petrobras Argentina y Securitas Argentina se suman a la 4ta edición de la Semana Internacional del Voluntariado Corporativo en Argentina

La Semana Internacional del Voluntariado Corporativo ya es un hito en la agenda de la sustentabilidad y la inversión social privada en el país. Este año se pondrá el foco sobre el intercambio de competencias entre los voluntarios y la comunidad y cómo se generan relaciones de mutuo enriquecimiento. Ya se sumaron cuatro empresas patrocinadoras que acompañarán la iniciativa: Cablevisión, Metrogas, Petrobras Argentina y Securitas Argentina.

Give & Gain es una iniciativa impulsada por Business in the Community, organización líder en Reino Unido en temas de sustentabilidad, con el fin de celebrar el poder y potencial del voluntariado corporativo en todo el mundo. Convencidos de la necesidad de generar un impacto real que promueva la articulación de experiencias, Fundación Compromiso y el Consejo Empresario Argentino para el Desarrollo Sostenible (CEADS) han decido aliarse para promover la iniciativa, que se llevará adelante del 13 al 20 de mayo. En la edición de 2015 participaron a nivel global 36 países, un total de 31.522 voluntarios y 554 empresas y organizaciones. En Argentina se sumaron 658 voluntarios de 49 empresas y organizaciones que beneficiaron a 5095 personas.

Para participar del Give and Gain Day, las empresas pueden realizar alguna actividad de voluntariado organizada especialmente para ellas en alianza con organizaciones sociales (modalidad “a tu medida”) o bien participar calendarizandolas acciones que ya estén organizando para dichas fechas, de manera de sumarse al impulso de esta gran movilización de voluntades y lograr mayor impacto (modalidad “a tu manera”).

Hasta el momento se sumaron:

Empresas patrocinadoras: Cablevisión, Metrogas, Petrobras Argentina y Securitas Argentina.

Empresas “a tu medida”: Ángel Estrada

Empresas “a tu manera”: Ángel Estrada, Banco Hipotecario, Ernst & Young, ESET, Mercedes Benz, Molinos Río de La Plata, Monsanto y SC Johnson.

Voluntariado Corporativo: Tres tipos de innovaciones para mejorar su práctica

Por Fundación Compromiso

El voluntariado corporativo consiste en realizar actividades de los empleados con el apoyo de la empresa, en beneficio de la comunidad,  la organización social a la cual va dirigida la ayuda los empleados y la propia empresa.

  • Le proporciona a las organizaciones sociales mano de obra, lo que les permite a estas organizaciones completar tareas de otro modo irrealizables. Además de recibir capacitación de la empresa, estos programas se convierten en un canal de comunicación para expresar sus necesidades.
  • Estos programas permiten desarrollar a los empleados sus talentos y habilidades individuales, y elevan la moral y la lealtad hacia la empresa. Los empleados se vuelven más sensibles y es posible generar nuevas amistades.
  • El voluntariado corporativo tiene un impacto positivo en el valor de marca y la reputación de la empresa, y mejora los valores corporativos. A su vez mejora el clima organizacional, y la empresa logra un mayor conocimiento y entendimiento de las organizaciones sociales.

La Fundación Compromiso les ofrece a las empresas poner en práctica innovaciones clave para mejorar sus iniciativas de voluntariado corporativo. Estas innovaciones proporcionan nuevos modelos de participación de los empleados en la comunidad.

  • Alinear el voluntariado con el core business de la empresa

Las acciones de voluntariado corporativo pueden lograr mayor eficiencia si están estrechamente relacionadas con el negocio principal de la empresa. Los aportes son más profesionales y la credibilidad aumenta. Además, pueden conducir a asociaciones más profundas y más sostenibles con las organizaciones sociales.

Se busca así contribuir desde los servicios y productos que la empresa genera. Por ejemplo, los empleados de una empresa de materiales de construcción que participan en actividades de remodelación, mejora y mantenimiento de la infraestructura de organizaciones sociales.

  • Integrar el voluntariado en la experiencia laboral de los empleados

El voluntariado corporativo puede ofrecer a los empleados la oportunidad de comprometerse en proyectos donde puedan aplicar sus conocimientos y habilidades profesionales al servicio de una organización social. Esto le permite a la empresa apoyar la causa con su experiencia y dar lugar a un aumento de la satisfacción de los empleados.

Estos voluntariados pueden incluir programas de entrenamiento para jóvenes o inmigrantes que buscan trabajo o ayuda a las organizaciones sociales en tareas tales como administración, finanzas, asuntos legales, comunicaciones, gestión de los recursos humanos, etc.

  • Crear oportunidades de voluntariado entre múltiples partes interesadas

La participación de proveedores, clientes y otras partes interesadas en el programa de voluntariado le permite a la empresa fortalecer la relación con sus socios comerciales y multiplicar el impacto de las actividades. El compromiso conjunto de las diferentes empresas de una misma industria también puede mejorar la credibilidad del programa.

Otra posibilidad es extender el voluntariado corporativo a los jubilados de la empresa e incorporar también a los familiares de los empleados en los programas. De este modo el voluntariado se convierte en una actividad que fomenta la solidaridad entre todos los miembros de la familia.

Por los múltiples beneficios que aporta, el voluntariado corporativo constituye una buena opción para aquellas empresas que quieren comenzar a trabajar sobre temas de RSE y Sustentabilidad. Las innovaciones que la Fundación Compromiso les ofrece a las empresas que se inician y a las que ya están llevando adelante este tipo de iniciativas, les asegura que el impacto sea aún mayor y sostenible en el tiempo.

 

El círculo virtuoso de los Programas de Voluntariado Corporativo

Fuente: Manual de Voluntariado Corporativo de Fundación Compromiso

Dentro de un Programa de voluntariado corporativo (PVC) se conjugan tres racionalidades distintas: la de la empresa, la de los empleados y la de las organizaciones sociales. Se pueden lograr Múltiples beneficios si se desarrolla una buena articulación de estos tres actores, ya que el voluntariado corporativo implica un crecimiento en valores ciudadanos de todos los involucrados siempre y cuando se vean reflejados en las acciones sus expectativas, intereses y objetivos.

En un PVC la empresa se beneficia al tener colaboradores motivados, que en muchos casos, se enorgullecen de trabajar en una empresa que apoye y dé lugar a este tipo de actividades y programas. Sin duda, estos empleados estarán más motivados para sus actividades de índole propiamente laboral. Asimismo, si el programa resulta exitoso y los empleados son buenos “embajadores” ante la sociedad, la empresa tendrá una mejor imagen en la comunidad.

Por otro lado, el PVC facilita la existencia de un espacio donde se rompen las relaciones jerárquicas y los voluntarios pasan a relacionarse entre sí desde un nuevo lugar; también permite el florecimiento de habilidades que no se hubiesen podido manifestar en los canales habituales de la empresa. Pero, sobre todo, la empresa se enriquece al ser una organización que facilita a sus empleados un desarrollo más pleno como ciudadanos. Los participantes del programa se ven beneficiados porque su propio lugar de trabajo les da la oportunidad de canalizar su espíritu solidario.

En relación con los empleados, cabe destacar que el voluntariado corporativo permite una forma de desarrollo del personal que ningún tipo de capacitación puede suplir; algunos de sus beneficios son: la satisfacción de hacer algo bueno por el otro, mayor sensibilidad a las necesidades ajenas, nuevas amistades, desarrollo de nuevas habilidades, mejor comprensión del propio entorno, un nuevo canal para desarrollar la creatividad e innovación, posibilidad de interactuar y de trabajar en un entorno diferente, desarrollo de intereses personales y oportunidad de aportar al bien común.

Hacia el ámbito externo a la empresa, los PVC realizan un aporte al capital social en tanto que aumentan la participación ciudadana y la confianza, valores claves para el desarrollo social. El capital social es definido como el conjunto de normas y valores compartidos que promueven la confianza y la cooperación social. El déficit de capital social en América Latina está relacionado a la desconfianza, la pobreza de valores, la corrupción, la poca solidaridad y la inmoral distribución de la riqueza. La razón de ser del PVC es proveer bienes o servicios a la comunidad, por lo tanto ésta se ve beneficiada por medio del programa concreto y, además, se le abren nuevos canales para expresar sus necesidades y, sobre todo, para generar nuevos conocimientos y habilidades que no hubiese podido adquirir por sí sola.

Por tanto, lo más importante de los PVC es que brindan a los voluntarios, a la empresa y a los destinatarios (personas y/o organizaciones) un canal único e insustituible de generación de confianza, crecimiento y desarrollo. Todo esto conforma un terreno fértil para un mayor capital social que favorezca el desarrollo y el bien común.

10 claves para lograr un programa de voluntariado corporativo estratégico

En su Manual de Voluntariado Corporativo, Fundación Compromiso comparte 10 aspectos clave que, a partir de su experiencia, sostiene que ayudan a considerar a los Programas de Voluntariado Corporativo como una iniciativa que se enmarca dentro de la política de RSE de la empresa, y alineada a los valores corporativos que rigen a las compañías. Para el logro de un programa de voluntariado corporativo estratégico (PVC), es importante:

1) Involucrar en las definiciones básicas del PVC, -tales como la modalidad de programa, la población objetivo, o la temática a abordar-, a todas las áreas de la empresa, especialmente las referidas a Institucionales y a Recursos Humanos.

2) Desarrollar un sistema permanente de capacitación de los empleados como forma de agregar calidad al programa, de incentivar la motivación de los empleados y de atraer a futuros voluntarios.

3) Extender el reconocimiento por los logros del PVC tanto a los voluntarios como a los empleados que reemplazan a los voluntarios en sus tareas habituales, ya que el programa representa a todos los colaboradores de la empresa y todos merecen ser retribuidos por sus aportes. Esto contribuirá al sentido de pertenencia al programa y a la empresa.

4) Garantizar la participación en los PVC de colaboradores de distintos niveles jerárquicos, dado que brinda la oportunidad de construir relaciones horizontales entre colaboradores que habitualmente no participan de las mismas áreas o no poseen un status de pares dentro de la estructura de la compañía.

5) Realizar consultas y generar espacios de participación de los voluntarios líderes y de las organizaciones sociales, tanto durante el diseño como durante la evaluación del PVC. Existen propuestas metodológicas participativas que son herramientas muy útiles para estos momentos de trabajo.

6) Tener una visión de largo aliento, generando alianzas permanentes con las organizaciones sociales que participan del PVC, de ese modo se logrará un impacto más sostenido en la población destinataria del programa.

7) Reinventar o recrear el PVC a lo largo del tiempo a partir de la construcción de una usina de ideas, talentos y recursos con el aporte creativo de los voluntarios, las organizaciones sociales y los destinatarios de los PVC.

8) Pensar al PVC como un proceso de construcción de capital social y de lazos de confianza a largo plazo, pero también como un proceso a término. Dejar cada año instaladas las condiciones para la continuidad o la finalización del PVC –según sea el caso- en las organizaciones sociales y en los propios voluntarios, ya que una buena salida es tan o más importante que el ingreso de un programa a una comunidad.

9) Desarrollar aprendizajes desde las propias experiencias vividas, sobre todo de las fallidas, y valorar el sentido último del programa por encima de los logros circunstanciales de cada etapa.

10) En síntesis, recordar que el voluntariado corporativo es una política de promoción de los valores vinculados a la ciudadanía con el público interno, así como una estrategia de diálogo de la compañía con la comunidad; es por lo tanto, una iniciativa que hace al núcleo central de la gestión responsable de una empresa que se proponga desarrollar una actitud proactiva o de liderazgo en RSE.